Nueve cosas que debe saber antes de iniciar una transformación digital en la cadena de suministro

Por: Laura Sanders, JDA

Este es un nuevo mundo digital. La forma en que una organización se adapte a esta realidad determinará si prospera -o simplemente sobrevive- en este entorno digitalmente conectado. En JDA, usamos el término “digital” para referirnos a tres tendencias clave: 1)”cosas” físicas que incorporan tecnología informática; 2) grandes datos externos inmediatamente disponibles, incluyendo redes sociales, noticias, eventos y clima (SNEW); y 3) software y sistemas informáticos y que se vuelven cada vez más inteligentes disponibles en tiempo real. 

La cadena de suministro digital es aquella que aprovecha estas tendencias para planificar y suministrar de forma rentable productos y servicios individualizados, es la siguiente fase en la evolución de la gestión moderna de la cadena de suministro. Tiene el poder de transformar los negocios – permitiéndoles aumentar la velocidad de comercialización, crear experiencias superiores para sus clientes y establecer ventajas competitivas.  Las empresas consideran cómo y dónde aplicar tecnologías digitales en sus operaciones de cadena de suministro y, a continuación, presentamos nueve puntos a tener en cuenta.    

#1: Adoptar el poder de los datos que logran cambiar el juego  

Los datos son la nueva moneda de la cadena de suministro. Sin embargo, las empresas necesitan poder exponer, organizar y analizar estos datos antes de poder sacar provecho de ellos. Esta tarea es más difícil de lo que parece, dada la asombrosa cantidad de datos que se están creando a partir de fuentes en línea y el Internet de las Cosas (IoT). De hecho, los últimos estudios de mercado estiman que para 2020 habrá entre 20,000 y 30,000 millones de dispositivos conectados, lo que dará lugar a billones de puntos de datos.  

Las organizaciones tienen acceso a muchos tipos de datos, incluyendo datos estructurados (tales como tarifas de flete o valoraciones de clientes) y datos no estructurados (tales como comentarios de clientes o mensajes de medios sociales). A pesar de que estos flujos de datos proporcionan información útil, es en el proceso de conectar estas diversas fuentes para obtener información empresarial donde se obtiene un valor real. Un área que se benefició de estos conocimientos es la logística. Los avances tecnológicos de los proveedores de soluciones con visión de futuro pueden ahora superponer planes de transporte con datos meteorológicos y de tráfico en tiempo real para predecir retrasos en la entrega y recomendar nuevas rutas de transporte, asegurando el mejor servicio posible para el cliente.  

#2: Optimizar la cadena de suministro de extremo a extremo   

El éxito en el mundo digital actual depende de la capacidad de una empresa para conectar lo que está sucediendo en la primera y última etapa de la cadena de suministro. Una parte crítica de este proceso es diseñar productos que atiendan las preferencias de compra de los consumidores. Para ello, las organizaciones deben entender lo que sus clientes comprarán, cómo querrán que se cumplan sus pedidos y, potencialmente, cómo querrán devolver los artículos.  

Para satisfacer estas expectativas de los clientes de la manera más rentable, las empresas deben diseñar sus cadenas de suministro de extremo a extremo basándose en cómo se comprarán estos productos. Esto incluye tomar decisiones estratégicas de red sobre dónde ubicar activos físicos como fábricas, centros de distribución y tiendas, dónde ubicar el inventario y la mano de obra en los distintos nodos de la cadena de suministro y cómo manejar la distribución, especialmente a medida que aumentan las expectativas de los compradores sobre las opciones de entrega de productos.  

Con el creciente volumen de datos actualmente disponible, las empresas tienen nuevas oportunidades para aprovechar las señales de datos digitales para optimizar sus cadenas de suministro de extremo a extremo. Algunos tipos de datos de la cadena de suministro a los que las empresas pueden acceder actualmente incluyen puntos de venta, IoT, SNEW, atributos del producto y respuestas de los clientes, y las empresas necesitan poder depurar, cotejar y agregar estos datos. También se pueden utilizar algoritmos de aprendizaje automático para conectar estas fuentes de datos y extraer información y recomendaciones. 

#3 Emplear una estrategia de segmentación de la cadena de suministro  

La volatilidad de la demanda se ha disparado a medida que las empresas sirven hoy en día a mercados cada vez más diversos en una economía global en rápida evolución. Entender cómo la demanda de los clientes está cambiando y elaborar propuestas de valor atractivas -como el precio, las opciones de entrega, etc. – para esos clientes se está convirtiendo en una necesidad para el crecimiento rentable.   

Las empresas pueden aprovechar datos como transacciones de ventas, datos sociales, tamaño de la cesta y datos demográficos para agrupar a los clientes basándose en las similitudes de preferencias, patrones de compra, etc. Con estos segmentos de clientes en mente, se pueden diseñar diferentes productos, ofertas de nivel de servicio y estrategias de apoyo a la cadena de suministro. Al emplear estrategias de segmentación de la cadena de suministro, las empresas pueden equilibrar el costo para servir a cada segmento de clientes con el valor que el segmento ofrece al negocio.   

Sin embargo, es esencial desarrollar una estrategia eficaz de segmentación de la cadena de suministro, transparencia y colaboración entre todas las partes de la cadena de suministro – incluyendo fabricantes, empresas de logística y minoristas. Las estrategias de segmentación tendrán un impacto en todos los aspectos de la cadena de suministro, influyendo en las decisiones de capacidad de la empresa, las estrategias de producción, los planes de contratación de personal y las estrategias de surtido y cumplimiento.  

#4 Visualizar el futuro de la planificación de la cadena de suministro 

El progreso hacia una cadena de suministro digital afectará la forma en que las empresas manejan la planificación de la cadena de suministro en el futuro. Los fabricantes están empezando a aprovechar la enorme cantidad de datos que se generan diariamente a lo largo de la cadena de suministro. El futuro de la fabricación probablemente incluirá tecnologías digitales como robots avanzados, aprendizaje automático, impresión 3D, análisis preventivo y captura de datos.  

Los fabricantes líderes ya han comenzado a encaminarse hacia este futuro estado, habilitando digitalmente un entorno de planificación permanente. La planificación permanente permite a las empresas percibir y responder mejor a los eventos de la cadena de suministro en tiempo real. Estas actualizaciones en tiempo real pueden provenir de una amplia variedad de fuentes tales como sensores en equipos de planta, alertas digitales de torres de control, datos SNEW entre otros. Con las capacidades de planificación permanente, los planificadores pueden aprovechar la planificación de escenarios hipotéticos para explorar las ventajas y desventajas entre varias opciones, capacitándolos para tomar decisiones rentables y efectivas que se alineen con la estrategia corporativa.  

Al sincronizar los insumos entre los procesos de oferta y demanda, las empresas pueden eliminar la latencia de la cadena de suministro. Además, los análisis predictivos y prescriptivos en tiempo real permiten a las empresas desarrollar estrategias proactivas de mitigación de riesgos, que pueden ser activadas cuando se producen eventos no planificados. 

#5 Visualizar el futuro de la ejecución de la cadena de suministro 

A medida que las empresas avancen hacia una cadena de suministro digital, las capacidades de planificación permanente tendrán que integrarse con funciones de ejecución de la cadena de suministro como el almacenamiento y la logística. El futuro del almacenamiento se definirá por la optimización inteligente de tareas, recursos, equipos e infraestructura, resultando en mayor eficiencia de costos y mayor rendimiento. Las tecnologías digitales permitirán una visibilidad continua de los insumos, como los perfiles de pedidos, los plazos de entrega, la disponibilidad y colocación de inventarios, el rendimiento de los empleados y las máquinas y mucho más, impulsando la mejora continua.  

Una parte importante del almacén del futuro será la automatización de la gestión de máquinas y la robótica avanzada para controlar tareas como el almacenamiento de inventarios, el movimiento y la clasificación. La futura mano de obra del almacén estará formada por millennials expertos en tecnología. Ellos esperan contar con soluciones tecnológicas fáciles de usar con características como la realidad aumentada, comandos de voz en lenguaje natural y muchas más. Todos los sistemas auxiliares dentro del almacén del futuro necesitarán conectarse para facilitar actualizaciones y resoluciones en tiempo real.  

En la logística, las actualizaciones de datos en tiempo real, tales como patrones meteorológicos, patrones de navegación, eventos y congestión portuaria pueden combinarse para ilustrar el estado actual de las mercancías en tránsito. A medida que se transmiten datos en tiempo real sobre las condiciones del tráfico o el clima, los análisis predictivos pueden utilizarse para actualizar las rutas y evitar cualquier retraso en la entrega del producto. En el futuro, este nivel de visibilidad predictiva puede aprovecharse para acortar las estimaciones de entrega a horas, reducir la necesidad de inventario intermedio descendente y permitir a las empresas redirigir el inventario cuando sea necesario.  

#6 Visualizar el futuro de la distribución minorista  

El papel de la tienda ha evolucionado desde la llegada del comercio electrónico. Una escasez de mano de obra proyectada, combinada con las preferencias de compra del consumidor de la próxima generación, influirá dramáticamente en el futuro del comercio minorista. Estos compradores expertos en tecnología no diferencian entre la tienda física y digital de un minorista y, como tal, los minoristas necesitan estar preparados para fusionar la tienda digital y la tienda física en una experiencia perfecta.  

En el futuro, lo digital será el primer paso de la experiencia de compra. La investigación en línea, las calificaciones sociales y la retroalimentación de los consumidores influirán en la selección de las mercancías por parte de los consumidores. Los perfiles en línea se comunicarán a la tienda, asegurando una experiencia personalizada y de alto nivel. Este perfil digital deberá transponerse rápidamente a varios sistemas, como el comercio electrónico, la gestión de las relaciones con los clientes, la mano de obra, las tareas y los sistemas de IoT. Se utilizarán sistemas analíticos para recopilar, analizar y asimilar la información relevante a un nivel de granularidad personalizado y de comprador con el fin de mejorar cada fase del proceso de compra. La experiencia en tienda será una combinación de colaboradores humanos, colaboradores virtuales remotos, quioscos de autoservicio y otras tecnologías de experiencia virtual. Las compras digitales y las opciones flexibles de entrega y devolución programadas en línea y gestionadas por el minorista serán capacidades requeridas. 

#7: Establecer un plan de cadena de suministro digital   

La transición a una cadena de suministro digital ya está en marcha, y las empresas ahora necesitan planificar cómo adaptarán sus operaciones en la cadena de suministro para seguir siendo competitivas. Como parte de este proceso de planificación, las organizaciones deben definir sus estrategias digitales. Esto significa determinar cómo se pueden aprovechar las tecnologías digitales para impulsar el valor financiero de una organización -como la rentabilidad de los activos, el rendimiento del capital invertido o los beneficios-. Además, las empresas necesitan identificar el propósito de su estrategia digital -si ofrece una mejor experiencia al cliente, aumento de la participación en el mercado, etc. – y la forma en que su personal, capital y activos deberán alinearse para ejecutar esta estrategia digital.  

Como parte de este proceso, es importante que la estrategia digital esté alineada y apoye la estrategia corporativa global de la organización. Además, la estrategia de la cadena de suministro digital debe ser única para el modelo de negocio de una empresa, el marco competitivo y la industria a la que sirve. La implementación de estas estrategias digitales requerirá una estrategia de aplicación que incluya visibilidad en toda la empresa a través de un tablero digital centralizado habilitado por una torre de control digital, capacidades de modelado de la cadena de suministro para apoyar la toma rápida de decisiones y capacidades de gestión de respuesta.  

#8: Defender y apoyar la estrategia digital    

Tenga en cuenta que la definición de una estrategia digital no garantiza el éxito. Como con la mayoría de los esfuerzos corporativos, el éxito se determina por los individuos dentro de una organización que defienden y ejecutan la estrategia. Debido a que este mundo digitalmente conectado impacta a todo el negocio -desde rediseñar los procesos de la cadena de suministro de una empresa hasta cambiar los productos y servicios que ofrece- es fundamental que el equipo ejecutivo de una empresa adopte esta iniciativa.    

Recientemente, las empresas líderes han contratado a directores generales de sistemas digitales o directores generales de análisis para dirigir las estrategias digitales de sus organizaciones. Estos nuevos líderes digitales trabajan con equipos o centros de excelencia para identificar áreas del negocio donde las tecnologías digitales pueden generar valor. Este enfoque ayuda a garantizar que la estrategia digital se apoye y defienda en toda la organización. Es fundamental que estos equipos incluyan funciones como el marketing, el comercio electrónico y la cadena de suministro, ya que estas áreas de negocio suelen desplegar estrategias digitales de forma independiente. Como resultado, a menudo se pierden oportunidades para generar valor adicional o enfrentar desafíos futuros.  

Además de contar con el apoyo del equipo directivo, las empresas y sus empleados tendrán que adoptar nuevas competencias como la informática. Como se mencionó anteriormente, el procesamiento de datos y el apalancamiento de capacidades como la analítica predictiva y prescriptiva y el aprendizaje automático permitirán a las empresas impulsar los beneficios en todos los aspectos de las operaciones de la cadena de suministro, así como utilizarlos para la diferenciación competitiva.  

#9: Actuar ahora 

Al planificar una transformación digital de la cadena de suministro, la opción más arriesgada es la falta de acción. La disrupción digital afecta a las empresas en todas las industrias, así que no espere para comenzar. Empiece por concentrarse en recopilar datos en toda su cadena de suministro y empiece a crear una fuerza laboral digitalmente consciente, conectada y progresiva. Invierta tiempo en educar a la alta gerencia sobre lo que es real, lo que es factible y lo que se necesita hacer. Las empresas que adopten esta nueva realidad digital y comiencen a actualizar sus estrategias de cadena de suministro serán las que prosperen en el futuro. 

 

No Comments

Be the first to start a conversation

Leave a Comment