¿Cuándo “Best-of-Breed” es la mejor opción para las cadenas de suministro? – Parte 1

Si su empresa ha implementado una solución de planeación de recursos empresariales (ERP, siglas en inglés), es probable que usted haya estado (o pronto estará) preguntándose si debería expandir su capacidad de ERP para incluir capacidades de ejecución de la cadena de suministro, o enfocarse en el crecimiento con un mejor proveedor de sistemas de planeación y ejecución de la cadena de suministro (SCM/SCE). A medida que las empresas se enfrentan a un mercado cada vez más exigente, están buscando aprovechar sus cadenas de suministro como una manera clave de diferenciarse.

Si bien es cierto que algunos proveedores de ERP se han acercado a la paridad con características especiales de las soluciones BoB, la realidad es que esto no es adecuado para las empresas que se esfuerzan por aprovechar su cadena de suministro como una ventaja competitiva.

Al evaluar entre proveedores BoB y ERP, el análisis común se centra en aspectos específicos de tecnología e integración, inherentes a ambos. Sin embargo, el análisis objetivo se aprovecha mejor evaluando el impacto para la empresa y sus usuarios finales, no sólo las capacidades tecnológicas. Y, aunque hay valor en la tecnología, el apoyo a las necesidades del usuario y la transformación de su negocio son los factores más relevantes a considerar.

Si bien hay muchos aspectos del éxito de cualquier negocio, dos de ellos destacan por ser muy relevantes para la comparación entre el BoB y el ERP:

  1. Agilidad: La capacidad de adaptarse, transformarse y cambiar rápidamente sin interrupciones negativas para el negocio.
  2. Ventaja competitiva: Cómo se distingue y gana su organización frente a la competencia

Examinemos más a fondo la agilidad y la ventaja competitiva en cuanto a la comparación entre el BoB y el ERP.

Agilidad

Con la rápida evolución de las expectativas del consumidor minorista y la naturaleza lean de la fabricación, el ser flexible y adaptable es un reto implacable y creciente, ahora más que nunca. Al realizar esta evaluación, preste mucha atención al respaldo de este concepto. Veamos algunos factores que influyen en la agilidad a continuación. Y tenga en cuenta que la “conversación de integración” es un tema de escasa importancia en este contexto.

Los proveedores de suites ERP han hecho de la integración SCM/SCE a ERP un pilar fundamental de su propuesta de valor.  La creencia es que debido a que sus capacidades están en la misma plataforma, están estrechamente integradas y requieren menos trabajo para su implementación y mantenimiento. En algunos casos esto puede ser valioso, pero los clientes están descubriendo que esto supone un costo elevado.

Cuando se diseña la solución integrada, el proveedor de ERP ofrece dos opciones, que se integran perfectamente o se acoplan de forma laxa. El proveedor puede comercializar la solución como “independiente del ERP” para evitar que la solución esté estrechamente vinculada a la gran inversión necesaria para implementar el ERP. Sin embargo, si

consideramos que el proveedor de ERP normalmente asume que es el único proveedor, sus capacidades de integración externa a menudo se construyen como una idea secundaria o como un requisito mínimo necesario para satisfacer las expectativas del cliente. El concepto de “Independiente del ERP” requeriría que estas soluciones se basaran en una capacidad de integración externa no óptima. Por lo tanto, casi siempre eligen integrarse completamente a la solución central de ERP.

Aquí es donde la cuestión de la agilidad empieza a surgir. Mientras que el ERP central tiende a permanecer relativamente estático con el tiempo, las soluciones SCM/SCE deben evolucionar de forma más dinámica, ya que reflejan el panorama cambiante de forma mucho más directa. El resultado neto de esta estrecha estrategia de acoplamiento es que la solución SCM/SCE no puede evolucionar sin afectar directamente a la implementación de ERP necesariamente estática, estable y reacia al riesgo. La pérdida de agilidad se debe a que el sistema de planificación no puede adaptarse sin introducir riesgos y cambios en la solución ERP.

En cambio, los proveedores BoB siempre han dependido de la interacción con sistemas externos. Sus estrategias de integración han sido desarrolladas para ser flexibles y robustas, ya que es una necesidad en el cien por ciento de sus proyectos exitosos. Esto se traduce en soluciones complementarias, pero de fácil acoplamiento. La ventaja de esta estrategia es que los cambios en los objetivos, las actualizaciones que aprovechan la innovación y las nuevas estrategias de negocio pueden adaptarse sin interrupciones a las operaciones comerciales básicas como ERP. El resultado neto es una solución SCM más ágil con innovaciones más frecuentes a un costo total menor. Esto también reduce el rendimiento potencial y los costos de mantenimiento del sistema de planificación de los recursos institucionales, que se han convertido en motivo de creciente preocupación en los últimos años.

Ventaja competitiva

La ventaja competitiva se basa en la idea de agilidad con factores adicionales en esta evaluación. Cuando se diseñan soluciones SCM/SCE, el enfoque para el ciclo de vida a mediano plazo de la mayoría de los desarrollos es crear requisitos fundamentales para satisfacer esta necesidad empresarial. Estos elementos fundamentales son los requisitos mínimos para obtener un lugar en la mesa. Es probable que escuche la frase “80 por ciento de ajuste” de alguna solución desarrollada con ERP en algún momento del proceso de selección. En la práctica, esto se traduce normalmente en un porcentaje de entre el 50 y el 80 por ciento. Si aceptamos que los cimientos se construyen primero, también sabemos que los elementos diferenciadores, la verdadera ventaja competitiva, estarían en ese 20 – 50 por ciento que falta. Si esta ventaja es importante para usted, un proveedor BoB es la opción a considerar.

Por último, todos los ecosistemas están limitados por el eslabón más débil. Si un componente en el modelo ERP de una solución considerada como de “una sola fuente, un solo proveedor” no está a la altura de la tarea, esto afectará a todo el valor downstream permanentemente. ¿Y qué sucede con ese 50 – 80 por ciento de adaptación? Afectará el valor de todas las soluciones que interactúan con él.

En futuros textos, exploraremos algunas de las áreas funcionales específicas que también deben ser evaluadas y comprendidas para que usted pueda elegir mejor.

En JDA entendemos que estas ideas de agilidad y ventaja competitiva son lo que nos distingue en el mercado actual. Quizás el acrónimo BoB en inglés en realidad representa “Lo Mejor de Ambos” (Best of Both) si nos referimos a la ventaja de nuestra solución. Es el cimiento a partir del cual desarrollamos e innovamos nuestras soluciones.

Ofrecemos tanto la profundidad y madurez de la solución de un proveedor BoB como una amplia gama de capacidades end to end de un ERP. Para obtener más información sobre cómo JDA puede ayudarle, contáctenos hoy mismo.

 

No Comments

Be the first to start a conversation

Leave a Comment